¡Feliz Día del Libro 2012!

"Había una vez hace mucho mucho tiempo en un país muy lejano..." El comienzo de muchas historias que han ido quedando en el camino, restos de naufragios, de retales de vidas que han llenado la nuestra. De obras de arte modernas y pasado y futuros que se unen en el presente. De eclipses que todo lo cambian, que todo lo transforman hacía un nuevo día. Ríos de palabras, conjuntos de sentidos, horas y horas de letras, que han llenado el corazón de tanto muchos. Millones de sonrisas que son capaces de desatar, lágrimas que surgen como unas pequeñas mariposas y sobre todo, el amor eterno que transmiten. Amor por los libros. Porque el poder más grande del hombre es la palabra. Porque nos hacen creer que con una simple trazo de tinta podemos cambiar el mundo. Porque nunca nos podrán defraudar. Amigos de papel, sentimientos infinitos." 


Este texto lo escribí el 23 de abril de 2009. Está claro que mi forma de escribir ha mejorado mucho desde entonces, pero lo que quiero enseñaros con este texto es que el Día del Libro para mí siempre ha sido muy importante. Esta mañana he cogido mi cámara y he paseado por el centro sancando fotos de todos los puestos de libros y de rosas. Espero que os gusten, ya que las fotos de esta entrada son mías. Donde vivo, en Cataluña, a parte del Día del Libro también se celebra Sant Jordi (St. George en Inglaterra, donde el 23 de abril es un día casi tan importante como Navidad). Es una tradición que en una pareja (o entre familiares y amigos cercanos) se le regale una rosa a la chica y un libro al chico. El regalo de la rosa proviene de la leyenda de Sant Jordi: 

"En Montblanc (Conca de Barberà) vivía un dragón terrible que causaba estragos entre la población y el ganado. Para apaciguarlo, se sacrificaba al monstruo una persona escogida por sorteo. Un día la suerte señaló a la hija del rey, que habría muerto de no ser por la aparición de un bello caballero con armadura que se enfrentó al dragón y lo mató. La tradición añade que de la sangre derramada nació un rosal de flores rojas."

(Vía @Gencat)

Está claro que es un bonito día para conmemorar la muerte de William Shakespeare y de Miguel de Cervantes. Y es un día especial e importante para todos aquellos que amamos la lectura. Encontramos libros en cada esquina, firmas de autores en casi todos los Centros Comerciales y las librerías bellamente decoradas. Es un gran día. Espero que lo disfrutéis y que lo hayáis pasado tan bien como yo. Es un gran día para empezar un nuevo libro. Yo esta noche empezaré "La insoportable levedad del ser" de Milan Kundera. Así que...¡Feliz Día del Libro!


 
¡Muchos besos y muchas lecturas!

4 comentarios:

mientrasleo dijo...

Feliz día, una bella entrada hablando de la mejor festividad para un lector. La oportunidad de perdernos entre libros... quien no lo sueña alguna vez?
Besos

Vértices dijo...

Un gran día sí, podría haber uno cada mes, ¿no te parece? A veces se me olvida que existe y eso que cada vez que los vivo espero deseosa el siguiente.
¡Feliz día del libro!

Sara Gris dijo...

¡Felicidades atrasadas! jajaja :)

Lilith dijo...

Hola ^^

Gracias por pasarte por el blog, el tuyo es una delicia, y debo decir que tienes un gusto impresionante... estuve "cotilleando" tu wishlist si me permites la expresión, y algunos los he leído ya, pero otros los deseo también, algunos si mal no recuerdo aparecían en algún que otro libro de Murakami, y otros son clásicos que tengo curiosidad por probar. Y ahora mismo muero por un ejemplar de Al sur de la frontera, al oeste del sol.

Un saludo, y un placer.

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu visita y por tu comentario! Esperamos verte pronto por aquí otra vez. ¡Un gran saludo y muchas lecturas!